«

»

Mar 16

Cuando los pasajeros pierden el rumbo

A priori esto pintaba bien. Dos de las estrellas del cine mejor valoradas en una cinta de ciencia ficción que parecía sería entretenida. Una nave espacial transporta 5,000 pasajeros y poc mas de 200 tripulantes. Van con dirección a un planeta que se está colonizando por lo que harán un viaje de apenas 120 años para llegar a su destino, sobra decir que todos van en cápsulas que los mantienen en hibernación. Sorpresivamente una de ellas falla y Jim (Chris Pratt), uno de los pasajeros, despierta 90 años antes de llegar. Pronto se le unirá Aurora Lane (Jennifer Lawrence) y juntos tratarán de saber porqué despertaron (en el caso de uno de ellos lo sabemos de inmediato) y cómo podrán volver a dormir para no morir en el camino.

Pasados los primeros 30 minutos de la película pareciera que estamos ante algo muy bueno. La ambientación de la nave es bastante buena, no se guardaron un solo dólar con los efectos especiales y Chris Pratt sostiene una cinta con todo el sello de El Náufrago en el espacio. Por si fuera poco aparece la mismísima Jennifer Lawrence bellísima como pocas veces la he visto. Nunca esperé que pasados estos primeros minutos la cinta se convirtiera en el desastre que es. Cada minuto que pasa pasamos de un absurdo a otro cada vez mayor.

La película se convierte en un intento de romance entra ambos protagonistas, dejando pasar todo el potencial que prometía en un inicio. Se olvidan de todo para dejar caer todo en ellos, pero llega un momento en que uno se pregunta a donde van con todo eso. La respuesta es “hacia ningún lado”. Ellos se enamoran, se pelean, vuelven a enamorarse….y a nosotros nos importa un soberano cacahuate lo que resulte con sus vidas. A mi me interesaba el cómo iban  manejar el tema de su inminente muerte en el caso de que no pudieran resolver el tema de la cápsula de hibernación, pero de buenas a primeras pasamos de un “estamos felices” a  ver la leyenda “…88 años después” en la pantalla mientras uno piensa que algo se perdió en el camino. Una salida demasiado fácil. Ah! Y no se pierda la excelente participación de Andy García en un papel que debió darle muchos premios.

Una absoluta pérdida de tiempo.

Deja un comentario